Ko-Agua: Una mirada a su situación y la vida que sustenta en la comuna de Los Sauces

 Breve historia etnoecológica de la comuna

La zona de Los Sauces antes de la llegada de los chilenos, poco más de 100 años atrás, formaba parte del antiguo territorio Mapuche-Nagche. Este durante mucho tiempo se caracterizó por sus hermosos humedales con una variada diversidad de flora y fauna, cursos de agua que bajan de la cordillera de Nahuelbuta o que vienen desde Quechereguas con abundantes peces, por sus espesas ‘selvas’ (hogar de pumas, robles, copihues, y un sin fin de de ‘habitantes’), suaves lomas, diversidad de flores, insectos, ranas, grandes piedras ceremoniales, entre muchas otras características ecológicas.

Las negativas prácticas agrícolas y forestales que se han llevado a cabo en las últimas décadas, han deteriorado no sólo la ecología del pueblo de Los Sauces, sino que también la cultura de la gente de esta tierra. Por ello, es que nuestra propuesta como organización se propone incorporar los conocimientos, prácticas y creencias del pueblo Mapuche, junto con los conocimientos técnicos de la ciencia occidental. De esta forma creemos, que podemos avanzar en mejorar nuestras condiciones de vida, tan debilitadas actualmente.

Tal como hemos mencionado anteriormente en este blog, hoy la escasez de agua esta afectando a 22 sectores rurales, inclusive algunos de ellos se han secado completamente durante los últimos veranos. Especialmente en zonas de grandes extensiones de plantaciones forestales de pino o eucaliptos. Esto disminuye las posibilidades de abastecimiento, no solo para consumo humano y bebida para animales, sino que también dificulta el acceso del agua para riego, agravada por la pérdida de bosque nativo y otras especies que cubren las riberas de los ríos o formaban parte de los ecosistemas de cuencas.

Al presente artículo le seguirán otros, mostrando nuestra tierra, compartiendo sus costumbres, denunciando sus problemas, proponiendo alternativas, que es nuestro espíritu fundamental. Rogamos a nuestra tierra, la Mapu Ñuke (Madre Tierra-Universo), a Ngnenmapun (espíritu cuidador de la tierra) que nos ilumine en este nuevo ciclo.

Seguiremos el relato de esta historia mediante fotografías, que reflejan una parte de la vida en esta punto del planeta.

Foto 1: La collonca, la gallina de los huevos azules

SDC11517

La collonca, gallina Mapuche  (Gallus inauris Castellanoi) de los huevos azules. Angélica Celis Salamero (1) nos cuenta: “Los relatos antiguos hablan de un pacto entre gallinas y gente de la tierra. Las gallinas darían a la gente huevos azules, la gente de la tierra les entregaría cuidado y honraría su presencia en las ceremonias de agradecimiento o de ruego. Fue un acuerdo recordado en los cuerpos de Colloncas y Ketros que transmiten el mensaje del huevo azul, cuando el pacto se respeta.”

Foto 2: Los chanchos, fuentes de sustento familiar amenazados por animales introducidos por empresas forestales

SDC17626 Las empresas forestales, para ‘proteger’ sus plantas genéticamente modificadas introducen también animales exóticos como el kike (Grison (=Galictis) vittatus). Este animal esta perjudicando y dañando económicamente el sustento de las familias que viven cercanas a estas plantaciones. Según descripciones de lugareños, el kike es un animal carnívoro, cuya característica principal es un olor desagradable, de color plomizo con una raya blanca desde su cabeza hasta el cuello, de orejas pequeñas. Dicen que la sensación al verlo es de estar frente a una gran culebra.

Foto 3: Witxunko (estero), las venas de la tierra se están secando

100_5371

Debido a la sequia ocasionada por la deforestación nativa y la plantación de árboles exóticos genéticamente modificados, los cursos de agua han bajado drásticamente. Esto genera una serie de perjuicios a las comunidades Mapuche en Los Sauces, los que deben adaptarse a los cambios o abandonar su hogar. En la foto vemos un dique de emergencia construido por una comunidad para tener agua disponible para sus animales. La empresa FORESTAL BOSQUES ARAUCO S.A., es una de las responsables directas de esta situación, tal como lo detallamos en otros artículos de este blog.

Foto 4: El río Rewe, un lugar puro que está siendo contaminado

n1369758332_251451_716 El río rewe o reihue, para Asta-Buruaga (2) sería una inmutación de reirre que significa mezclado, revuelto. Así describe este río en el año 1899 de “riberas medianas bajas, abiertas y selvosas casi todas de excelentes tierras cultivables, en especial de los valles de Caraupe, Lilpulli, Sauces […] cuyos nombres toma también el río al atravesarlos. Recibe varios esteros pequeños afluentes…” Este mismo autor refiere a la existencia de una laguna en la ‘aldea de Los Sauces’ que desagua en este río. Actualmente la planta de tratamiento de aguas servidas de AGUAS ARAUCANÍA S.A. , que vierte los desechos domiciliarios al río rewe, con tóxicos químicos incorporados durante el ‘tratamiento’.

Foto 4: Debido a la sequía, las familias rurales reciben agua de un camión aljibe que almacenan en contenedores como este. 

SDC17108

El agua o ko, es la esencia de la vida misma. Muchas personas ya lo han comprendido. Para otras ha sido tarde, ya que esta desapareció, se agotó. La sequía es problema gigante en la comuna y toda la provincia de Malleco. Se habla sobre el tema, pero poco se comprende. En los últimos 12 años a la Municipalidad le toca abastecer con camiones aljibes a comunidades Mapuche y campesinas por la falta de agua que año a año se acrecienta aún mas.

Humedales, fuentes de vida amenazadas

Foto 5: ‘Cazador’ del pez carpa en un humedal de Los Sauces

SDC10345

La importancia cultural del humedal de Lillpulli o Saboya, que es uno de los ecosistemas fundamentales y críticos para vida de las especies de flora y fauna que habitan en la zona de Los Sauces. Tales como cisnes de cuello negro (Cygnus melancoryphus) y cuervos de pantano (Plegadis chihi Vieillot), especies amenazadas, por los canales que se han construido para secarlo. En la foto vemos a un pescador ‘cazando’ carpas o jarpas (Ciprinius carpus), que obtiene para la alimentación de su núcleo familiar. Este tipo de pesca, se realiza por temporadas, sin amenazar la reproducción y supervivencia de esta especie.

Foto 6: Vegas de Guadaba, un lugar eco-histórico en extinción

SDC10479 Vista de parte de la gran Vega de Guadaba, que conforma la mayor parte de las conocidas Ciénagas de Purén. Estos lugares están reconocidos como Los humedales y vega están siendo destruidos y transformados para ser plantados con árboles genéticamente modificados por la ciencia. Estos ocasionan una pérdida y deterioro ecológico importante. Esta foto corresponde a una intervención de la empresa forestal CRUZ DEL SUR, que está destruyendo este importantísimo humedal, que es reconocido por CONAMA como uno de los Sitios Prioritarios para la Conservación en la Araucanía.

Foto 7: Humedal de Guadaba, la empresa CRUZ DEL SUR insiste en destruirlo para plantarlo con eucaliptus

DSCN9332

Foto 8: Los agroquímicos nos están envenenando

n1369758332_251454_1534

Una vara de eucaliptus sujeta el cartel con que la FORESTAL BOSQUES CAUTIN S.A., advertía del peligro de sus aplicaciones de herbicidas a unos kilómetros al este del pueblo de Los Sauces. Hoy el cartel ya no está, pero el peligro se mantiene. 

Foto 9: Ya ni conejos podemos comer

n1369758332_251453_1289

PELIGRO. CONEJOS CONTAMINADOS. Los conejos, una especie exótica europea, se ha transformado a lo largo de los años, en una entrada económica (muchas veces la única) para decenas de familias. Usando el huache u otra técnica, son cazados para su venta y/o alimentación familiar. Debido al uso de plaguicidas, herbicidas, fungicidas, etc., hay prohibición de cazarlos y comerlos en sectores donde se aplican estos venenos. Principalmente en sectores con amplias extensiones de plantaciones forestales.

Foto 10: Resultado de la tala ‘sostenible’ de la empresa FORESTAL MININCO, en sector Sauce Huacho

Imagen4

Las otroras selvas nativas, fueron taladas para luego ser reemplazadas por monocultivos de pino y eucaliptus. Las vertientes de agua y quebradas por donde esta bajaba, fueron cortadas y secadas por la acción agresiva de las plantas exóticas genéticamente modificadas. Irónicamente, el paisaje desolador dió paso a que retornara el ko (agua) y el lawen (hierbas medicinales), como la menta. Eso lo pudimos comprobar cuando visitamos el lugar. La verdad, nos invadió un dolor en el pecho al ver el ‘espectáculo’ forestal. Pero el olor de las hierbas medicinales nos hizo recuperar nuestras esperanzas. Para desgracia de la tierra y el agua natural, volvieron a plantar con eucaliptus el lugar sin tomar ninguna medida de protección ecológica. Y las comunidades Mapuche del sector, volverán a perder su agua y sus hierbas.

Notas

(1) Montero, Alejandro & Rita Moya (2007) Revalorización de las gallinas Mapuche, CETSUR/PNUD/GEF/Recomiendo Chile.

(2) Asta-Buruaga, Francisco (1899) Diccionario Geográfico de la República de Chile.

Anuncios