Los Sauces: Forestales y ‘Miedo’ Ambiente

La realidad sobre los efectos de los extensos monocultivos forestales hace tiempo se vienen dando a conocer a la opinión pública en general. Aquí otra noticia publicada por un diario ciudadano:

“Las promesas de desarrollo referente a sacar a la comuna de la pobreza, mejorando su calidad de vida, mediante la contratación de mano de obra, no están en manos de las Forestales


Hoy en día, son muchas las formas y estrategias publicitarias que invitan a vivir y disfrutar de una vida feliz, ya sea consumiendo lo que sea o visitando los Mall, con el sólo afán de mirar y llenarse el cerebro con lo lindo que existe, aunque no se pueda tener.
Algo similar sucedió en la comuna de Los Sauces, al momento de la llegada de las empresas forestales, en cuanto a las promesas referente a sacar a la comuna de la pobreza, mejorando su calidad de vida, mediante la contratación de mano de obra, con personas de la misma comuna. Siendo esto último algo – a ojos vistos- una gran estafa, ya que es fácil observar, en esta comuna, casas arrendadas o pensiones llenas de personas de afuera que trabajan para dichas empresas o maquinaria de última tecnología que necesita de una sola persona para hacer lo que hacen muchos o enterarse que personas de una comunidad mapuche deben amenazar a los señores de una forestal para que les den trabajo en la cosecha y no traigan dicha maquinaria.

Luego, el índice comunal de pobreza aumentó a un 34.9 % (CASEN 2006), por lo que referente a la calidad de vida, mejor ni hablar. Aunque, no esta demás resaltar el descenso en la población, presentando un 16.4 % menos (CENSO 2002). Siendo ambas cifras las más altas de la provincia y, la última, de la región. O sea, el desarrollo prometido…
Pero este opiñólogo lo dirá una vez más, y justamente después que otros, nuevamente, ya lo han dicho: Días atrás, se denunciaba en el diario Renacer de Angol, lo que sigue: “El Trauma” tiene un grave problema. Acá se narra cómo el desbancamiento del río Purén inundó el sector el Trauma, afectando cerca de 500 hectáreas de terreno, que se utilizaban para el pastoreo de animales u otras acciones agrícolas.
Para hacer frente a esto un grupo de agricultores de la zona afectada, liderados por Víctor Hugo González -ex concejal de Los Sauces- en representación de las 30 familias de Trauma, llegaron hasta la Gobernación de Malleco para denunciar el problema que los afecta y buscar una común solución. “No estamos en contra de los trabajos de desbancamiento del río Purén en el sector de Huitranlebu, pero las autoridades, tanto el alcalde de Los Sauces y de Purén, deben planificar una estrategia coordinada. No es posible que varios kilómetros arriba se construya un muro de contención y nosotros seamos los afectados”, señaló González al diario angolino.
Y esto no acaba, pues bien pasados algunos días, salió otra noticia, en el mismo diario relacionado con lo anterior al detallar lo siguiente: “Agricultores de Los Sauces están en pie de guerra”. La nota habla sobre la lucha que llevan estos agricultores por la reivindicación de sus tierras, y la visita que realizará al sector una comisión de la Corema – Corporación Regional del Medio Ambiente- , con el fin de evaluar los daños que se denuncian.
Danilo Guidotti, agricultor de la zona, declaró al diario: “la dirección de Obras Hidráulicas, en conjunto con el gobernador provincial, se comprometieron a fiscalizar la situación en terreno, pero ello aún no ocurre. Se pasan la pelota unos con otros y nadie quiere ponerle el cascabel al gato. Cómo es posible que hayan construido un terraplén en la ribera del río sin medir los efectos que podrían traer las lluvias”.

El dirigente expresó también la necesidad de aplicar una estrategia de mitigación para salvar las tierras que perdieron las familias campesinas del sector El Trauma. además de proponer la ampliación del terraplén ubicado en la ribera sur del río Purén, con el fin para controlar el desborde del cauce. “Es necesario que las autoridades municipales, la gobernación y la misma empresa COMACO se coordinen para darle una solución a este problema”, enfatizó.
Por lo antes contado, es que este opiñontudo, una vez más se acercó a los mismísimos “Nguallen Pelu Mapu/Protectores de la Tierra”, quienes contaron que lo que está ocurriendo con el tema del río no es una sorpresa.
Cuentan los Protectores, que con fecha 03 de septiembre de 2006, a raíz de preocupaciones de más de 40 familias mapuche, se acercaron a través de sus dirigentes a ESTA ORGANIZACIÓN , los que su vez procedieron a realizar la respectiva denuncia, como dice nuestra legislación, a CONAMA, IX región, para que estos la derivaran a quien correspondiera, la que dice textualmente:
“Hace aproximadamente un año la empresa COMACO adquirió el Fundo Maicoya, del sector Huitranlebu, Caracoles; el cual procedió a plantar la zona correspondiente a vega – humedal, donde siempre ha habido gran cantidad de agua. Con maquinaria se hicieron grandes movimientos de tierra y la plantación se realizó en altura para que no sea afectada por el agua. Esto está generando problemas a los vecinos de la Comunidad José Luis Porma y ya hizo desaparecer la vida que en el lugar habitaba. Además, esta plantación quedó al lado del río Purén. Los vecinos del sector han manifestado su gran preocupación, ya que por años ellos tienen problemas de falta de agua y esta situación que se está denunciando les afectaría aún más”, adjuntando foto de lo realizado por la forestal.

Posteriormente, con fecha 29 de octubre del 2006, los Protectores publicaron en su blog lo que sigue: “Ahora en CARACOLES, mejor dicho WIXALEWE, camino a Purén, pero también en la Comuna de los Sauces. Siendo ya medio día llegamos donde don Segundo para que nos acompañe a lo que el llama un GRAN DELITO, la vega que circunda su comunidad, al lado del río Purén está siendo plantada, tal vez nosotros somos ciegos y no vemos la APTITUD FORESTAL de esa hermosa vega – humedal; grandes máquinas excavaron grandes canales de desagüe, haciendo a la vez un levantamiento de tierra para plantar pequeñas plantitas de eucalipto, y para que, seguramente, no les llegue demasiada humedad a sus delicadas raíces… Sinceramente, a veces no se si yo estoy perdida en la forma en que veo el mundo o qué? No me entra en la cabeza ni aunque haga el mayor esfuerzo de que esto esté bién… Además se hace un canal de desagüe al río, interviniéndolo en su curso, o sea no basta con ocupar la vega, echarle plaguicida, sino que además esa agua contaminada va a dar al río por obra y gracia de alguna empresa responsable medioambientalmente… a lo mejor no manejamos el mismo concepto de MEDIO AMBIENTE O MIEDO AMBIENTE…”
Luego, para no decir que no se dijo en su momento, nuevamente los Protectores, con fecha 15 de noviembre de 2006, tocaron el tema en su blog concerniente a lo mismo: “PROHIBIDO INTERVENIR CURSOS DE RIOS“, este letrero publicitario está escrito en la ribera de todos los ríos y lo lee la GENTE CON CONCIENCIA DE RESPETO POR SU ALREDEDOR Y POR LOS DEMAS HABITANTES DEL PLANETA, hay algunos ciegos de conciencia, que seguramente fueron como los que intervinieron el río Purén al lado de la Comunidad José Luis Porma, sector Caracoles… para que desagüen las aguas de la vega, que además están contaminadas con plaguicida… y puedan crecer tranquilamente las plantitas de eucaliptus…”
Además, mencionan en el reportaje angolino a la COREMA, en relación a que se contactará con agrupaciones ecologistas, siendo que hay una sola y hasta la emisión de la presente nota, los Protectores no han sabido nada de eso. Por último, producto de realizar la denuncia antes descrita, vinieron a supervisar lo denunciado representantes de Acción Sanitaria y el SAG de Angol. Concluyendo, a mi parecer, sin mayor trascendencia la visita de supervisión por parte de los organismos estatales encargados.
La verdad, amig@s piñonenses, no sé que decir. Me quedo casi sin palabras ante semejante situación, ya que esto da para pensar ¿Por qué ahora, transcurrido casi un año de la denuncia, se les brinda atención a agricultores? Lo cual no es malo. ¿Será que la legislación vigente es tan mala que no importa la procedencia, si es de agricultores u organizaciones preocupadas? Simplemente lo denunciado pasa sin pena ni gloria. ¿O será que lo dijo una organización Medio Ambiental, a petición de una comunidad mapuche?

Las Interrogantes son muchas y las respuestas pocas.”

FORESTAL COMACO: ¡No Contamine el agua!

A continuación, noticia publicada en Diario Ciudadano de la Araucanía:


Grave panorama están viviendo los vecinos de la localidad de Guadaba Bajo de la comuna de Los Sauces. Hoy no saben sí tomar o no agua de sus pozos. La razón: Un compuesto químico utilizado por una Forestal estaría contaminando sus aguas.

Cuando se oye sobre desastres ecológicos, contaminación por parte de empresas y otras formas de destruir nuestro hábitat, nos estremecemos, y decimos: eso pasa, pero no aquí. Error, sí pasa y más cerca de lo que creemos.

Parece que para variar, lo económico puede más. Porque el tema que nos reúne hoy complica a la localidad de Guadaba Bajo, sector perteneciente a la comuna de Los Sauces, quienes expresan que la empresa Forestal Comaco S.A ha utilizado un compuesto químico que estaría contaminando el estero, las napas subterráneas y las vegas del sector.

Dibujo.JPGLa denuncia -por el uso indiscriminado de un herbicida denominado Simazina, bajo el sello del compuesto activo- se realizó al Diario Renacer de Algol, en donde el Sub Gerente de Patrimonio Forestal de la Empresa Comaco S.A., Guillermo Toledo, reconoce lo peligroso del uso del herbicida, pero agrega que en el año 2006 -señala con anticipación- se acogieron al sello verde con certificación internacional FSC, razón por la cual se erradica el uso de Simazina. En su reemplazo se utiliza Lifosato, que es un compuesto inactivo y de rápida evaporación, según palabras del propio Toledo.

La cosa se comienza a ver negra

A pesar de que la empresa diga que no se está utilizando Simazina, la gente comienza a sentir las repercusiones del agua contaminada tanto en sus organismos, como el sus siembras y plantaciones. Se conocen los daños a mediano y largo plazo de este compuesto. Las napas subterráneas son la única forma de conseguir agua, y hoy el sector Guadaba Bajo observa incrédulo la contaminación que los invade. Los vecinos de la localidad piden- a pesar de las declaraciones de la Empresa- que se haga un nuevo estudio medio ambiental que verifique estos datos y tranquilice a la población.

Estudiantes,Vecinos, Agricultores…Todos perjudicados

Dos colegios del sector ya no cuentan con agua proveniente de esteros y ríos, y han solicitado la intervención de la autoridad municipal, en este caso Los Sauces.

Algo muy similar ocurre con las familias del sector, quienes viven en el terror de que las enfermedades lleguen a perjudicar a sus hijos. Entre los vecinos afectados, está el Señor Lino Barbiere, quién acude todos los días a Purén en busca del agua que alguna vez logró obtener desde su pozo, el que hoy está inactivo.

Barbiere –en Renacer- confieza su preocupación por el uso indiscriminado de Simazina por parte de la forestal, agregando que este compuesto contaminará toda la cadena biológica (suelo, agua, cultivos, ganado), llegando a repercutir en nuestras familias y sus hábitos de consumo. “Hace unas semanas mis hijos sufrieron síntomas de diarrea y fueron llevados de urgencia al hospital de Purén”, señaló reconociendo su molestia frente a la situación que viven.

toxico.JPGSí ya no usan Simazina…¡Hagamos una prueba!

¡Las aguas para regar las chacras también podrían estar contaminadas!. Barbiere enfatiza en los daños que se pueden causar a raíz de esto a los agricultores de la zona, tomando en cuenta tosas las consecuencias de esto -enfermedad, desequilibrio económico, entre otros-. Una de las acciones próximas que Barbiere no descarta, es la solicitud a la Empresa Forestal de un análisis a una muestra de suelo, lo cual arrojaría nuevas respuestas, y quizás pruebas irrefutables sobre el uso de este peligroso herbicida. Esto a raíz de una fidedigna evidencia: Barbieri facilitó bolsas a las empresa contratista Arista Life Science, estas eran bolsas con Simazina que encontró en las bodegas de la Forestal. Extraño, ¿No le parece?

Por lo anterior, es que este corresponsal piñontudo consultó a los integrantes de la Organización Medio Ambiental ‘Nguallen Pelu Mapu/Protectores de la Tierra’ respecto de la noticia antes mencionada, contando que al enviar el reportaje a la ‘Red de Acción en plaguicidas y sus Alternativas para América Latina’ (RAP-AL), obtuvieron como respuesta que: “el herbicida simazina está autorizado en Chile, clasificado en categoría IV por el SAG, lo que significa que es considerado de muy baja o nula toxicidad aguda (la toxicidad aguda es la que se presenta de inmediato, con diversos malestares físicos).

Sin embargo hay dos motivos que lo hacen muy peligroso: su gran persistencia en el agua, donde se acumula por mucho tiempo, y su toxicidad crónica (efectos que se evidencian a mediano y largo plazo).

Según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) es un probable cancerígeno en humanos. Ojo, cuando se califica un plaguicida como “probable cancerígeno en humanos” quiere decir que se comprobó que provoca cáncer en ratas de laboratorio, pero como en los seres humanos no se puede probar se presume que es “probable” (el organismo más parecido a los seres humanos, entre los que se usan para experimentos científicos, es el de las ratas).

Debido a estas dos características peligrosas, la Simazina FUE PROHIBIDA EN EL 2005 EN ESPAÑA, debido a que produjo una masiva mortandad de peces y contaminó napas subterráneas, en un lugar donde había dos embalses (es decir, contaminó los embalses y de ahí pasó al agua subterránea). Ahora, si COMACO usó SIMAZINA hasta septiembre del año pasado, quiere decir que perfectamente puede estar contaminada el agua y los suelos… Y algo más, el glifosato (no “lifosato” como decía el SubGerente) no tiene nada de inofensivo. Es un herbicida que incluso ha provocado muertes.

Bueno, amigos piñonenses, la cosa no se ve tan simple como parece. Según los Protectores este tipo de percances no es el primero que pasa con respecto al tema de plaguicidas y gente contagiada con diarreas, vómitos y fiebres, entre otros. Estas situaciones son las que no podemos permitir que sigan ocurriendo.

No se puede seguir tapando el sol con un dedo o mejor dicho con dinero o por el dinero.

¿Somos o no los jaguares?… o somos simples mininos que consumimos lo que ellos producen porque allá lo tienen prohibido, entre otros horripilantes hechos… ah?

*Extraído de http://www.laopinon.cl

Los Sauces, Domingo 29 de Octubre de 2006

Ahora en CARACOLES, mejor dicho WIXALEWE, camino a Purén, pero también en la Comuna de los Sauces.

Siendo ya medio día llegamos donde don Segundo para que nos acompañe a lo que el llama un GRAN DELITO, la vega que circunda su comunidad, al lado del río Purén está siendo plantada, tal vez nosotros somos ciegos y no vemos la APTITUD FORESTAL de esa hermosa vega – humedal; grandes máquinas excavaron grandes canales de desagüe, haciendo a la vez un levantamiento de tierra para plantar pequeñas plantitas de eucalipto, y para que, seguramente, no les llegue demasiada humedad a sus delicadas raíces… sinceramente a veces no se si yo estoy perdida en la forma en que veo el mundo o qué? No me entra en la cabeza ni aunque haga el mayor esfuerzo de que esto esté bién… además se hace un canal de desagüe al río, interviniéndolo en su curso, o sea no basta con ocupar la vega, echarle plaguicida, sino que además esa agua contaminada va a dar al río por obra y gracia de alguna empresa responsable medioambientalmente… a lo mejor no manejamos el mismo concepto de MEDIO AMBIENTE O MIEDO AMBIENTE…